LAS GRIETAS EN LOS EDIFICIOS, UN SÍNTOMA QUE HAY VIGILAR

¿COMO EVITAR LAS HUMEDADES EN CASA?
9 abril, 2016
COMPRAR O ALQUILAR UNA CASA ENERGÉTICAMENTE EFICIENTE
3 junio, 2016

LAS GRIETAS EN LOS EDIFICIOS, UN SÍNTOMA QUE HAY VIGILAR

Las grietas son un problema bastante común en todas las viviendas, por eso es muy importante informarse sobre qué tipos pueden suponer un grave peligro para nuestro edificio.

Hay varias formas de diferenciar las grietas que son estructurales de las que no lo son. Las grietas estructurales pueden aparecer en diferentes partes del edificio, como la cubierta, los cierres o en la propia estructura. Pueden suponer un gran peligro. En cambio, las grietas no estructurales no son tan graves y pueden aparecer por otras causas, como cambios de temperatura repentinos, movimientos de algunos materiales de construcción al endurecerse o movimientos causados por la humedad.

grietas-en-los-edificios2

Otra de las zonas más susceptibles de tener grietas son los techos. Suelen ser grietas estructurales que pueden ser causadas por un exceso de peso o por un deterioro de sus materiales por efecto de la humedad.

Otro hecho a tener en cuenta es la dirección de las grietas. Las grietas longitudinales respecto al sentido de las vigas no suponen un peligro especial. En cambio, las que siguen un sentido perpendicular al de las vigas, indican un peligro inminente, especialmente si se encuentran cerca de las paredes maestras o pilares de la vivienda. Es importante detectar de qué tipo es la grieta, ya que la solución será diferente en cada caso.

También podemos encontrar pequeñas grietas en las baldosas del suelo o los tabiques. A pesar de parecer insignificantes pueden servir de aviso de algunos problemas a la vivienda. Por ello, es recomendable una inspección para determinar el peligro.

La gravedad de las grietas estructurales sólo la puede determinar un especialista. Una reforma casera de estas características y sin ningún tipo de asesoramiento técnico puede originar problemas mucho más graves.

Contacta con un aparejador colegiado. Hará una inspección técnica y te asesorará sobre cuál es la mejor solución a las grietas.